Alberto Leiva

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
La historia de Jesse – Parte 3

La historia de Jesse – Parte 3

 

Parte 3

Era de esperar que no tardarían en pelearse. Alguien lanzó una botella de vino vacía y le dio en la cara a uno de los condes de Chester. Malditos borrachos, entre sus tonterías y este oleaje acabaremos todos muertos. Me niego a participar en esta batalla. Consigo escabullirme y bajo a la bodega, donde están las pertenencias del rey Enrique I. Alguien ha abierto algunas de las cajas. Una de ellas está llena de botellas de vino de los mejores viñedos de Francia. Sin pensármelo ni un segundo la descorcho y de mi boca se escapa un: «a su salud, majestad». Bah… tampoco es para tanto, un vino como otro cualquiera.

Al cabo de un rato y con la mitad de la botella de vino dentro de mi estómago, escucho el sonido de los sables peleando y gritos cada vez más fuertes. Esto no va a acabar bien…

Con la mirada perdida mirando hacia las cajas, mi vista se centra en el ataúd. Mierda, alguien lo ha abierto. Me acerco y descubro que está vacío. ¿Para qué demonios querrán un ataúd?

—¿Te gusta?

Al escuchar su voz un escalofrío recorre mi cuerpo. Es de alguien que conozco, alguien que ya no debería estar en este mundo. Puedo ver su silueta entre la oscuridad de la bodega. Es el rey Guillermo I de Inglaterra, el padre del actual Rey Enrique I. No puede ser, ha muerto hace unos años luchando en el norte de Francia.

*Esta historia está basada en Jesse, un personaje que sale en mi libro «El diario Jensen». A su vez estoy escribiendo dos historias más que son: «La historia de Miguel» que estoy publicándola en Twitter, y «La historia de Alicia» que estoy publicándola en Instagram. Si os gusta mi obra seguidme en Twitter y en Instagram, y si queréis comprar mis libros, recordad que están a la venta en Amazon. También podéis contribuir con vuestras donaciones dándole al botón de Donar en el lateral derecho de esta página web. Muchas gracias a todos por vuestro cariño y vuestro apoyo.