Alberto Leiva

Compartir
Una comida inesperada en el restaurante Grosso Napoletano

Una comida inesperada en el restaurante Grosso Napoletano

grosso_napoletano_habana_1

«Una comida inesperada en el restaurante Grosso Napoletano»

Lo mejor de los viernes es el momento en el que fichas y te vas del trabajo sabiendo que tienes el fin de semana para ti, para hacer lo que te de la gana sin preocupaciones y sin problemas. Aparcas todas las tareas pendientes del curro para que las solucione tu yo del lunes.

Son las tres del mediodía y mi estómago ya está rugiendo desde hace un par de horas. Tengo antojo de pizza, pero no de una pizza cualquiera, me apetece la mejor pizza napolitana y eso solo puede estar en Grosso Napoletano. Por suerte tengo uno cerca, en el Paseo de la Habana 27, sin duda es uno de los mejores de todo Madrid.

Al entrar un camarero me recibe y me lleva hasta mi mesa, me pregunta si he probado la nueva pizza «Luigi Bros Edición Limitada», que combina una base de pesto, salame napolitano, tomate simiesco y scamorza, con un toque final de albahaca fresca y aceite. Le digo que no, pero que tiene muy buena pinta lo que me ha dicho. Me comenta que es la creación del mejor pizzaiolo de 2024 de Grosso Napoletano, Sergio Leone. Está claro que no necesito nada más, mi estómago está deseando comerse esa pizza.

grosso_napoletano_2_7

De entrante me pido mi favorito, la «Provola Affumicata», que se compone de queso ahumado fundido, preparado en horno de leña con salsa de tomate San Marzano, orégano y albahaca. Va acompañada de su increíble focaccia. Es realmente delicioso. La verdad es que no tardan mucho en servirte y eso me encanta, hay otros restaurantes en los que tardan un montón.

grosso_napoletano_habana_2

De beber me he pedido la cerveza artesanal italiana «Amacord Volpina», una Premium Red Ale con lúpulo y maltas especiales que te deja un final amargo suave. Está muy, muy rica.

grosso_napoletano_habana_3

Justo cuando estoy sumergiendo un trozo de focaccia en este mar de tomate y queso, alguien pasa muy rápido por detrás de mí y deja caer un papel. No me ha dado tiempo a ver quien era, bajó por las escaleras que van hacia el baño. Me como el trozo de focaccia bañado en queso y tomate y abro la nota.

grosso_napoletano_habana_4

En ella pone: «Solo los verdaderos gladiadores encuentran el camino hacia la gloria». Puff, la gente está fatal de la cabeza. Termino mi entrante y al terminar, llega mi pizza «Luigi Bros», el olor y la pintaza es increíble. Con el primer bocado mis papilas gustativas se van de viaje a Nápoles. Simplemente es espectacular, la masa, el queso, el salame, el pesto… La unión de los ingredientes es simplemente perfecta.

Cuando llevo la mitad de la pizza, se escucha un grito en el baño. Todos los presentes nos giramos hacia las escaleras y un murmullo de dudas se hace eco de la situación. Uno de los camareros baja corriendo y otro dice que no pasa nada, que sigamos disfrutando de nuestra comida. Que raro, en fin, no puedo dejar de comer esta pizza, es realmente deliciosa.

grosso_napoletano_habana_1

Para mi sorpresa, debajo del último trozo de la pizza hay otra nota. En ella pone: «Solo la gloria te dejará salir de la arena». No entiendo absolutamente nada. Llamo al camarero y le digo que debajo de mi pizza estaba esta nota. Al verla, me dice que no sabe como ha llegado eso hasta ahí, me retira el plato vacío y se va a por mi postre. Un delicioso helado de chocolate. La verdad es que ya estoy lleno, pero el helado siempre apetece y más en verano.

grosso_napoletano_habana_6

Al terminar, pago y me voy al baño, tengo curiosidad por ver que hay ahí abajo, además mi vejiga dice que ya no puede más, la cerveza tiene estas cosas.

Al bajar veo una especie de sala vip acristalada con una mesa grande y un grupo de gente sentada. No tienen ni comida ni bebida y están vestidos de gladiadores. Al notar mi presencia todos giran sus cabezas y se quedan mirándome fijamente. Un escalofrío recorre mi espalda, hay algo en sus miradas que me da muy mal rollo. Respiro profundo y entro en el baño. Mira que hay gente rara en el mundo.

Al salir mi cuerpo se queda paralizado. El grupo de gente rara está de pie, mirando hacia mí y con las espadas desenvainadas. ¿Esta gente qué hace aquí y porqué van así vestidos? Trago saliva mientras uno de ellos extiende su brazo con una nota en la mano para que yo la coja. En ella pone: «Solo una palabra te dará la gloria y podrás salir victorioso de la arena».

Estoy alucinando, pero la única palabra que viene a mi cabeza es una que me dijo el camarero al llegar, «Luigi Bros», la pizza edición limitada hasta el 30 de junio en todos los restaurantes de España. Justo en el momento de decirlo, los Gladiadores comienzan a golpear su espada contra su pecho y se inclinan como haciendo una reverencia. Otro de los Gladiadores me da otra nota, al abrirla pone: «Has conseguido la gloria, ahora formas parte de los Vincitore de Grosso Napoletano. Solo los elegidos pueden vernos. Esperamos volver a verte pronto». En ese momento se desvanecieron como si fueran humo.

Sonrío fingiendo entereza, hago una pequeña reverencia y me voy por donde he venido. No sé muy bien ni porqué he hecho esto, pero así me ha salido. Ha sido un tanto raro, pero pienso volver mas bien pronto que tarde a comer otra pizza, «Luigi Bros», su sabor es demasiado increíble.

Alberto Leiva

(Colaboración con la cadena de restaurantes Grosso Napoletano. Este relato está creado en base a la nueva Pizza Luigi Bros edición limitada, disponible en todos los locales de España hasta el 30 de junio de 2024).